Aún


Aún queda algo de ese brillo en tus ojos
Y un poco de la sonrisa que me dabas
El calor de tus manos en las mías
aún hay en tu boca palabras de pasión
Queda ese gesto de asombro en tus mejillas
Y tu mentón en alto cuando porfías
Y de nuevo tus ojos en los míos…
Aún queda algo mío en ti
Como marca indeleble en tu corazón
Aún veo un destello de tus sueños
Que eran los míos
Aún recibo lo que guardaste para mí
Aún siento que me amas.

9 comentarios:

  1. Qué bello el cuadro y qué bellas palabras. Ese aún indica que aún hay esperanza para ese amor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Cuando se habla del amor, sólo el que ama siente lo que has querido expresar...No hay que perder nunca la esperanza.

    ResponderEliminar
  3. Akua: el que ama de verdad ve su amor reflejado en el otro....Gracias por lo del cuadro!.Liz

    ResponderEliminar
  4. Armando: solo el saber que quien amas te ama,te hace feliz, aunque no haya esperanzas.Liz

    ResponderEliminar
  5. Es preciosa amiga, que lindas sensaciones..emociona tanto amor ;)

    Abrazon!!

    ResponderEliminar
  6. Ferchu: sensaciones vividas y emocionantes!de un gran amor...gracias.Beso grande.Liz

    ResponderEliminar
  7. MAPLE LEAVES

    En un sendero atravesado por el otoño
    me he detenido,
    dejo que mi cuerpo haga parte de la visión.
    Hojas amarillas, anaranjadas, pardas, verde pálido,
    rosadas, jaspeadas de negro y vinotinto,
    flotan a mi alrededor sin moverse.
    No giran en torno a mi. Flotan.
    Móvil sin hilos ni armazón.

    El fondo es un tela azul semioscura.
    Templada, sin matices ni arrugas.
    Al frente tengo árboles de tronco marrón
    y millares de hojas verdes oscuro mate.
    Bajo mis pies
    un sendero de piedras gastadas sube un poco.

    Mi cuerpo desprende trozos
    del mismo color y forma de las hojas.
    Tengo el torso desnudo,
    pantalón negro y botines cafés.
    El aire helado me enfría por dentro.
    Estoy detrás de quien observa
    y describe esta visión: yo mismo.

    Rayos de sol
    atraviesan en diagonal
    vetas de iluminación y brillo,
    su tibieza saca por mis poros
    gotas resplandecientes.

    He venido a Yaraguá, Montaña del Viento,
    a inyectarme pausa y frescura,
    a pensar en lo efímero de los sufrimientos,
    a ver el tiempo inventar colores,
    a volverme paisaje.



    anuar iván.

    ResponderEliminar
  8. Anuar,gracias por lo bello de tus imágenes.Liz

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails

SUEÑOS DE VERANO

SUEÑOS DE VERANO
Poema de mi amigo poeta y escritor, GRACIAS REL !!
Este mar de vencidas flotas invenciblesy botellas sin mensajes
no guarda en su memoria un solo capitán
que le cediera el barco sin suicidios
No guarda nada
Ni siquiera el gesto altivo de los conquistadores
ni la torva ilusión del inmigrante
ni la codicia de sus audaces marineros
trepando arboladuras con largos catalejos
Por este mar desnudo con sus pechos de arena
navega una tragedia que apenas se divisa
en el blando horizonte de la lejanía
Sus ahogados se esconden en la bruma de Islandia
y en sus cabellos luce arcabuces corsariosy lingotes del Inca
Pero en la serena realidad del arte
es apenas un cuadro de intencionado olvido
o un recuerdo piadoso de nuestra historia líquida

Roberto Esmoris Lara

www.quenoseademasiadotarde.blogspot.com
MIRANDO A UN ANIMAL

Principiante compañero
de este viaje al que llamamos Vida…
¿Quién me mira detrás de tu mirada,
a través de esos ojos sin malicia
que avergüenzan a mi mirada humana?
¿Quién te mueve, quién te impulsa, quién te habita?
¿Quién se irá de ti cuando te mueras?
¿Llevando qué experiencias, qué misterios?
¿Para qué simple o profundo aprendizaje
gozas y sufres silenciosamente?
Tal vez sea Dios el que te necesita
para jadear, retozar y acoplarse,
jugar y desangrarse a través tuyo.
Animal, tú que observas este mundo
sin interpretaciones ni prejuicios:
¿Qué realidad es la real? ¿La que percibes
con tus sentidos limpios de opiniones,
o la que mi intelecto juzga cierta?
Tú cumples bien con tu breve destino:
ves cuando miras, oyes cuando escuchas,
estás presente con toda tu esencia.
Tú no te jactas de espiritualidades.
No pretendes ser: eres el que eres.
Apiádate, animal, de mi ignorancia:
tú que vibras a pleno y que te exaltas,
enséñame el secreto de la Vida:
a entregarme con tu misma inocencia
para que Dios me encuentre disponible.


Virginia Gawel




NO USES PIELES

NO USES PIELES